Redes colaborativas usando tecnologías móviles

¿Cómo aprovechar las tecnologías móviles para consolidar comunidades de aprendizaje y de práctica?

Fue el tema central de Conecta-TE al Almuerzo No.7 que realiza Conecta-TE mensualmente, con el fin de dinamizar los conocimientos en innovación y tecnología, en las instalaciones de la Universidad de Los Andes.

Guillermo Rodríguez, médico ortopedista, creó una comunidad virtual de práctica en salud como base para su tesis de Maestría en Educación en la Universidad de Los Andes. La comunidad, que incluía a médicos participantes de diferentes especialidades ubicados en distintas zonas rurales de Colombia, buscaba aportar soluciones a los casos reales en los centros de salud en los que trabajaban.

El lunes 15 de septiembre, durante la versión número 7 de Conecta-TE al Almuerzo, Rodríguez explicó algunos procesos de esta investigación, dio cuenta de sus motivaciones, resultados y potencialidades que aportan las comunidades de práctica (virtuales o presenciales), para la construcción de conocimiento en múltiples áreas del aprendizaje.

Los asistentes al seminario taller, provenientes de distintas facultades de la comunidad Uniandina, conocieron los aportes que alcanzan estas comunidades en contextos académicos, no sólo en relación profesor-estudiantes, sino también entre colegas que hacen parte de una misma disciplina, curso o problemática previamente identificada.

Posteriormente, tuvo lugar un taller en el cual los asistentes presenciales accedieron a una sesión en ‘Google Groups’, en el que se les formularon preguntas que debieron responder durante la sesión y en los días siguientes, con el fin de simular el desarrollo de una comunidad virtual, que incluyeran temáticas y contribuciones en común.

Experiencia

El médico ortopedista Guillermo Rodríguez, ilustró los pormenores de su investigación en esta comunidad de práctica virtual, implementada en Blackberry Messenger, con médicos de más de 30 poblaciones rurales de escasos recursos.

Explicó que su principal motivación fueron las personas residentes en zonas rurales de Colombia, quienes a pesar de la precariedad, logran encontrar la manera de solucionar problemas locales, que contribuyen a la mejora de su calidad de vida.

“Casos como el de Luis Soriano, quien lidera el proyecto ‘Bibloburro’ en la zona caribe, fueron mi mayor inspiración; si ellos, sin recursos, pueden hacer cosas, yo también puedo”.

Guillermo Rodríguez

M.D.

Guillermo Rodríguez

Aseguró también que con su aporte, logró solucionar, con esta comunidad, alrededor de 350 casos durante su investigación; 200 casos de medicina general y 150 de ortopedia, especialidad a la que pertenece. Sin la existencia de esta comunidad de práctica virtual, no hubiera sido posible acceder a conocimientos más amplios que buscaran contribuciones conceptuales en estos centros de salud.

El impacto de esta sencilla metodología fue dar la posibilidad a los participantes de seguir capacitándose de manera paralela a la academia, pese a las distancias, generar conocimiento de manera real y, sobretodo, la solución de problemas de salud locales de manera inmediata.

Para complementar la charla, Luz Adriana Osorio, directora del Centro de Innovación y Tecnología en Educación, Conecta-TE, hizo comentarios relacionados con los retos principales para crear comunidades de práctica, según Etienne Wenger:

  • Dominio, en el ámbito compartido de intereses de la comunidad.
  • Comunidad, o la interacción cotidiana que permite reconocer al otro, así como cada individuo que hace parte de ella.
  • Práctica, que se conecta directamente con la realidad de los integrantes de la comunidad.
“Las comunidades de práctica, como espacios de aprendizaje, son muy interesantes porque nos invitan a explorar en el plano del aprendizaje formal o no formal, lo que implica aprender en contextos abiertos donde no existe necesariamente la figura del profesor ni el contexto curricular”.

Luz Adriana Osorio

Directora Conecta-TE

Luz Adriana Osorio

Reflexiones

Guillermo Rodríguez explicó también cuáles son los requerimientos básicos para la creación de comunidades de práctica virtuales:

  • Identificar una problemática en una comunidad focalizada, que se pueda resolver en grupo.
  • Tener en cuenta el trabajo colaborativo en la construcción de conocimiento en equipo y,
  • Implementar TIC en el proceso, lo que aporta múltiples alternativas.

A su vez, la líder de la innovación en pedagogía de Uniandes, listó los 7 principios para crear culturas de ‘comunidades de práctica’:

  1. Diseñarlas de tal manera que se puedan evaluar
  2. Que abra el diálogo entre las perspectivas internas y externas al grupo
  3. Que invite a distintos niveles de participación
  4. Que desarrolle tanto espacios públicos como privados
  5. Que haga foco en los procesos de evaluación
  6. Que construyan familiaridad y desafío entre sus integrantes
  7. Que haya ritmo para la comunidad

Publicaciones relacionadas

Docente - conferencista Guillermo Fernando Rodríguez Restrepo M.D.
Talleristas Luz Adriana Osorio, directora Conecta-TE
Comentarios Tatiana Jiménez y Christian Cabrera
Videoconferencia Adobe Connect Enlace Adobe ConnectEnlace Adobe Connect